Participaron de la misma, el titular de Derechos Humanos, Delfor Brizuela, el Rector de la Universidad Nacional de La Rioja, Fabián Calderón, Roberto Queirolo, Vicario de la Diócesis de La Rioja, en representación del Obispo Braida y autoridades de Universidades Nacionales.

En función de la Ley provincial Nº 10.140, que establece la señalización de la Ruta de los Mártires, se llevó a cabo una nueva identificación de los lugares por donde pasó la vida de estas personas. Esta vez el recordatorio se ubicó en el Hogar Nuestra Señora del Carmen, al ingreso por calle Copiapó, al 450, en la capital riojana.

El titular de la Secretaría de Derechos Humanos, Délfor Brizuela presidió esta actividad y explicó que “se pretende a partir de esta señalización, es que la historia y la memoria, hablen al presente”. La ley se refiere a “todos los lugares alegóricos a la vida y obra de los Mártires riojanos. En este caso, al Monseñor Enrique Angelelli, los curas Gabriel Longeville, Carlos de Dios Murias y el Laico Wenceslao Pedernera. Todos ellos asesinados por la Dictadura militar".

“Hay un documento, que es el primer documento que emana firmado por el Obispo y sus colaboradores, que se llamó Documento del Carmen (Bases de la Iglesia servidora y misionera, abierta y comprometida con la vida de nuestro pueblo y solidaria con su gente”.  Y es importante porque, “se trata de una reunión concretada al mes de la llegada del Obispo Angelelli  a La Rioja (24 de agosto de 1968), en este lugar” comentó Brizuela.

Según se indicó, la reunión consistió en “las primeras jornadas de reflexión  y trabajo a sus presbíteros. La misma se extendió por tres días intensos, de una profunda revisión a la luz de la gran renovación conciliar”.

Este encuentro –contó el funcionario de Derechos Humanos- por un lado, llama la atención que un Obispo, considerando el contexto temporal, convoque a una reunión y por otro, que dicho documento, “refleje un compromiso con la sociedad riojana. Y eso hizo bastante ruido”.

Consultado acerca de si “el interés por este tema de los visitantes, se refleja en los de la propia comunidad riojana, el funcionario admitió que “hubo una gran tensión”,  y en ocasión de la beatificación de los cuatro Mártires, “se observó que muchos riojanos –que no vivieron en esa época- no tienen mucha idea (de esos hechos)”. Y reconoció que aquellos que conocen sobre estos hechos históricos, “no han sabido acercar la idea, la vida, testimonios y la historia”.

"Señalizar estos sitios, es saldar una deuda para que los jóvenes puedan conocer más, apropiarse y disfrutar de la vida y valores que comunica el testimonio de los Mártires” remarcó Delfor Brizuela.

El rector de la UNLaR, Fabián Calderón, se refirió a la importancia de la señalización de esta Ruta de los Mártires y opinó que "sirve para recuperar el camino, recorrido, instancia y presencia de Monseñor Enrique Angelelli, de su pastoral, su palabra y entrega, tanto en Capital como en toda la provincia”. Celebró esta decisión de reflejar la historia convencido que ayuda a “entender este mensaje en tiempos difíciles en el que vivimos los riojanos y argentinos”.

Respecto de la presencia de autoridades de otras universidades en esta jornada, relacionó las actividades académicas vinculadas a las Segundas jornadas de las Cátedras Martianas (José Martí). Que abordan el objetivo de recuperar el pensamiento de José Martí y de igual modo, el pensamiento de Enrique Angelelli. Su martirio implica pensar también en un compromiso social, cultural, político e institucional”, concluyó.

Compartir

Comentarios