POLITICA

4 de diciembre de 2017

El Gobierno Nacional atraviesa un "clima tenso"

Entre intimidades de la Casa Rosada y nuevos aumentos en agenda, más la Reforma Laboral y duelo nacional por el submarino ARA San Juan, el presidente Macri tendrá un final de año muy tenso. Entre el lunes y martes se decretará el duelo nacional y por orden del presidente la búsqueda continuara por seis meses mas.

En medio de un clima de tensiones y bastante confuso, continúan apareciendo decisiones del gobierno no muy satisfactorias para la gente. Entre ellos los aumentos sin parar de las tarifas de luz, gas, combustibles -que se concretaron el sábado- y se anticipa una fuerte suba para los transportes en enero.

Los más firmes defensores del proyecto económico de Macri creen que se va por el camino correcto pero se advierten con gran nitidez incrementos en la canasta familiar, que "sube y sube como la espumita" -aquel famoso aviso- a medida que llega fin de año.

En otro orden, se anuncia un mensaje del Presidente, puede ser este lunes o en la semana, declarando duelo nacional por la muerte de los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan. Iba a hablar el viernes, pero se esperaba algún detalle más del operativo en el Atlántico Sur. Por orden del propio mandatario, seguirá la búsqueda seis meses más.

A este complejo panorama se suma la decisión del gobierno de bloquear con medidas de seguridad zonas de Río Negro, Chubut y Neuquén, donde se movilizan constantemente grupos de mapuches considerados "rebeldes". Enviarán a más efectivos de seguridad para mantener la paz.

El gobierno trata de calmar los ánimos diciendo que "las cosas van a mejorar y en el ámbito económico se observan soluciones para el año venidero". Al respecto, califica como un triunfo haber logrado que los gobernadores acuerden los proyectos fiscal y previsional. Ahora esperan el laboral. Sin embargo, en los dos primeros parece que los sectores afectados "leyeron la letra chica de las iniciativas enviadas al Congreso y reclaman su absoluta modificación". 
Al mismo tiempo, muchos se sorprenden que gobernadores justicialistas "hayan votado sin mirar".

El proyecto que sí se paró fue el de la reforma laboral y los trabajadores -sectores que apoyan al gobierno inclusive- se mantienen "en alerta" y añaden que no se permitirá "que sean cercenadas conquistas que se lograron hace más de 50 años". En la Casa Rosada tomaron nota y parece que ahora están leyendo "la letra chica".

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios