El Parque Nacional Talampaya, la reserva Laguna Brava, el Cablecarril La Mejicana y la Quebrada del Cóndor encuentran un complemento ideal en nuevos emprendimientos vinculados a actividades productivas como la vitivinicultura, la olivicultura, artesanía y manufacturas industriales. Esto surge a partir del éxito de la "Expo Empresarial La Rioja 2017".

Las inversiones para aprovechar la sinergia que se produce entre el turismo y el desarrollo industrial están destinadas a la creación de circuitos temáticos referidos al vino, las aceitunas, las nueces y las artesanías, entre otros productos importantes en la economía riojana.

Esta complementación, que también incluye y demanda obras de infraestructura y la construcción de hoteles, restaurantes y otros servicios para los visitantes, se expuso desde el viernes en la muestra "Expo Empresaria La Rioja 2017", en La Rural del barrio porteño de Palermo.

En esa exposición que culminó este fin de semana, el secretario de Turismo de La Rioja, Álvaro del Pino, señaló a Télam que "la idea es orientar los esfuerzos del sector público para atraer inversiones privadas que se traduzcan en una mejora de los servicios turísticos".

Compartir

Comentarios