Los chóferes de la empresa municipal de transporte realizan un paro de actividades y no van a volver a prestar el servicio hasta que no se determine si van a pasar a la órbita de la provincia o van a seguir siendo empleados municipales. Gran preocupación por el desastroso estado de las pocas unidades que salían en los recorridos diarios.

El delegado de los trabajadores de Munibus, Rodrigo Narváez, confirmó que decidieron parar el servicio por las pésimas condiciones técnicas que tienen las unidades que cumplen los recorridos y sobre todo por la gran inestabilidad que existe por no saber si continuarán siendo empleados municipales o pasarán a la órbita de la provincia.

Respecto a los colectivos, Narváez reconoció que "de 25 unidades que teníamos a veces salen siete coches a la calle, es lamentable, en esas condiciones no se puede seguir circulando”, advirtió el chofer en radio La Red.

“En su momento estuvimos muy bien, muy cómodos trabajando, salíamos sin ningún problema. Ahora nos da pena lo que pasa. Nos vemos insertos en algo que no tenemos nada que ver". "Somos choferes, trabajadores, empleados municipales. Ahora no sabemos de quién dependemos" resaltó.

Por último el trabajador pidió que la provincia los absorba como lo hizo con la empresa San Francisco. “Queremos el mismo trato que tuvo San Francisco. Si absorbieron a San Francisco ¿por qué no hacerlo con Munibus?" cerró Narváez.

Compartir

Comentarios