Viernes 15 de Enero de 2021

Hoy es Viernes 15 de Enero de 2021 y son las 18:13 Te contamos todo lo que necesitas saber

  • 36º
  • Nubes y sol

36°

LA RIOJA

POLITICA

12 de diciembre de 2020

"Hay médicos que en el sector publico son antiaborto, pero en el sector privado realizan abortos sin problemas"

Así lo expresó la diputada nacional del Frente de Todos, Hilda Aguirre de Soria, al argumentar su voto positivo al proyecto de la Interrupción Voluntaria del Embarazo y la asistencia de los mil días. Asimismo, dejó en manos de Dios el juzgamiento por su decisión.

“Pido disculpas por hacer autorreferencial este discurso, pero necesito dejar en claro que el tema de la interrupción voluntaria del embarazo me atraviesa como mujer, como cristiana y como trabajadora por los derechos de las mujeres vulneradas” comenzó diciendo la legisladora por La Rioja.

“Tal vez por provenir de una familia humilde y vivir en uno de los barrios más pobres de mi provincia, desde muy chica escuché hablar de abortos. Tenía 9 años cuando fui testigo de la conversación de dos vecinas, en la verdulería. Hablaban del aborto que se había hecho una niña, apenas más grande que yo. Contaban que el responsable del embarazo adolescente era un tío, hermano de la madre. Al poco tiempo, a esta víctima de abuso sexual agravado, le festejaron sus quince años. Hoy, esta mujer tiene 65 años. Nunca se casó ni tuvo hijos”, relató.

Luego hizo mención a que “en la escuela secundaria, murió una joven de mi edad. La familia dijo que fue un ataque al corazón, pero en el barrio se comentaba que el aborto había salido mal. Por aquel entonces, en 1978, al otro lado de la cordillera, el cantautor Fernando Ubiergo con su canción “Cuando agosto era 21” denunciaba la problemática social del embarazo adolescente y el aborto clandestino. La protagonista, una niña embarazada, buscaba ayuda en solitario. Y, como suele suceder, sucesivamente rechazada y enjuiciada por la iglesia, la justicia y la escuela termina realizándose un procedimiento abortivo clandestino. El resultado final es la muerte”.

Posteriormente afirmó que “42 años han pasado y la historia se sigue repitiendo, agravada: las mujeres siguen muriendo por abortos clandestinos”.

“Sucede que en mi provincia hay mucha hipocresía. Por eso hay médicos que en el hospital público son antiaborto, pero en el sector privado realizan abortos sin problemas. Por eso en el sector público te dicen “nadie muere por aborto”, pero la realidad es que no hay denuncias ni registros, porque nadie quiere comprometerse”, desnudó la diputada nacional.

Seguidamente hizo mención a un reciente trabajo de investigación realizado por la organización “Chicas Poderosas”, con financiación de la ONU, que da cuenta que en lo que va de 2020 y en pandemia, en La Rioja aumentaron un 80% las interrupciones voluntarias de embarazo. Además, cada 12 horas una niña o una adolescente da a luz y el 70 por ciento de esos embarazos son NO DESEADOS. Y lo que es más terrible: cada 44 horas una adolescente llega a un hospital con complicaciones por un aborto clandestino”.

“No son sólo cifras, no son sólo números, son personas, son niñas o adolescentes que terminan siendo víctimas de abortos clandestinos; tienen un nombre, una vida anterior, a muchas de ellas las conozco, las vi nacer. Hablo de la otra Rioja, de la que nadie quiere hablar, de la que duele, yo no puedo hacerme la distraída en esto”, mencionó.

Citó al teólogo Leonardo Boff al sostener que “Esta realidad debe ser enfrentada no con la policía sino con una salud pública responsable y con sentido realista. Considero farisaica la actitud de aquellos que de forma intransigente defienden la vida embrionaria y no adoptan la misma actitud ante los miles de niños lanzados a la miseria, sin comida y sin cariño, deambulando por las calles de nuestras ciudades. La vida debe ser amada en todas sus formas y edades y no solo en su primer despertar en el seno de la madre. Corresponde al Estado y a toda la sociedad crear las condiciones para que las madres no necesiten abortar”.

Por último, expresó “conociendo la posición de los otros legisladores de mi provincia y siendo la única mujer, tengo el derecho y el deber de representar al sector de la población riojana que está a favor de esta ley” y añadió “como mujer no puedo quedarme en los relatos, especulando con que mi provincia es conservadora o contabilizando los pedidos que tuve para votar en contra de este proyecto. Por eso, con total honestidad, en mi condición de católica, apostólica, romana, que juró en el cargo por la memoria de nuestro obispo mártir, beato Enrique Angelelli, digo que mi voto será afirmativo y que Dios, que ve en mi corazón, me juzgue”.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios