Martes 26 de Octubre de 2021

Hoy es Martes 26 de Octubre de 2021 y son las 15:27 Te contamos todo lo que necesitas saber

  • 40º

NACIONALES

26 de noviembre de 2020

Emotiva despedida del pueblo argentino a Diego Maradona

El pueblo fanático de Diego Armando Maradona protagonizó una jornada emotiva e histórica que resultó empañada por el desborde que se generó pasado el mediodía, mucho tiempo antes de que el féretro fuese llevado a la zona de Bella Vista para su última morada.

La despedida de -quizás- el ídolo deportivo más popular de la historia empezó bien pero se empañó por el desborde que se generó cuando muchos de la multitud se dieron cuenta de que no iban a poder darle el último adiós y un operativo de seguridad ineficaz quedó al descubierto.

La gente empezó a llegar a la Plaza de Mayo muchas horas antes del horario programado para la apertura de las puertas en Casa Rosada.

La jornada empezó a las 6.00 con un incesante peregrinar de personas que habían pasado la noche en vilo, además de una mezcla de dolor, bronca, lágrimas y también de alegría.

Con total normalidad, miles y miles de fanáticos y fanáticas de todas las generaciones ingresaron al Salón de los Patriotas Latinoamericanos para en esos pocos segundos agradecer y expresarle todo su amor al eterno capitán del seleccionado argentino.

Cientos de banderas de todos y cada uno de los clubes del fútbol argentinos le dieron color a las inmediaciones de la Plaza de Mayo que lucía su bandera a media asta y la fachada de la Casa Rosada, con un gigante crespón negro.

Los cánticos de "Maradona fue más grande que Pelé", "El que no salta es un inglés" y la canción homenaje que le compuso el cordobés Rodrigo cortaban ese silencio respetuoso que predominaba durante la mañana.

"Es un día tristísimo, se murió el fútbol. Maradona era único. Quizás no era el mejor jugador, pero te emocionaba. Era Dios", dijo un fanático con la camiseta de Boca en medio de la extensa fila.

"Maradona es el corazón, el amor, la lucha. Nadie lo podrá igualar. Millones de personas de todo el mundo lloran a una sola persona", expresó otro con la River.

"Unió a todas las grietas. Es el artesano de todo este amor", resumió otro que no paraba de llorar desde que se enteró de su muerte el miércoles pasado el mediodía.

"La gente que lo criticó no dimensiona lo que fue Maradona. El amor a Maradona me lo transmitió mi papá y yo se lo transmito a mi hijo", confesó una mujer con su pequeño de unos ocho años a su lado.

"El Diego es Argentina, es un pedacito de cada uno de nosotros", consideró un hombre que fue testigo de sus goles en México 1986.

"Argentina no sólo pierde al ídolo, pierde la voz que tenía el pueblo cuando estaba mal. Perdimos al capitán de la Argentina", amplió otra señora.

El féretro de la leyenda del fútbol mundial salió a las 0.46 de una casa velatoria ubicada en el barrio de La Paternal y llegó a la Casa Rosada a la 1.08.

Allí ya esperaban su ex esposa Claudia Villafañe y sus hijas Dalma y Gianinna para dar inicio a un velatorio íntimo en el Salón de los Pueblos Originarios, a cajón abierto para sus familiares directos, amigos y excompañeros autorizados.   Luego ingresó la expareja Verónica Ojeda, con su hijo Diego Fernando; pero no pudo hacerlo la última novia del astro, Rocío Oliva, por no figurar en la lista de las personas autorizadas por la familia.   A las 6.17 las puertas de la Casa de Gobierno fueron abiertas para las miles de personas que desde anoche aguardaron en Plaza de Mayo para despedir al ídolo.   El presidente Alberto Fernández llegó a las 10.55 a la Casa Rosada, desde la Residencia de Olivos, y se dirigió al hall de entrada de calle Balcarce 50, donde se desarrollaba el velatorio abierto al público.   Acompañado por la primera dama, Fabiola Yañez, y funcionarios del Gabinete nacional, el Presidente saludó a la familia Maradona, se acercó al ataúd visiblemente conmovido y colocó sobre él una camiseta de Argentinos Juniors y dos pañuelos blancos, símbolo de la lucha de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo y los organismos de derechos humanos.   La primera dama, que lo acompañaba, llevó a Diego un ramo de rosas rojas y ambos permanecieron varios minutos en silencio frente al féretro. A metros habían colocado dos coronas del Presidente, una personal con flores y los colores de Argentinos Juniors, el equipo en el que comenzó Maradona y del que el mandatario es simpatizante, y otra institucional del Gobierno nacional.    

 

COMPARTIR:

Comentarios