Lunes 20 de Mayo de 2024

Hoy es Lunes 20 de Mayo de 2024 y son las 13:29 - Te contamos todo lo que necesitas saber

  • 13.6º

TECNOLOGÍA

22 de julio de 2023

UNICEF lanzó una campaña contra el odio en las redes

Los datos del último estudio de la organización son difundidos en la campaña “El silencio se siente hate”, desde la que alienta a las y los testigos de discursos de odio a saber cómo actuar

Según un estudio de UNICEF, cada vez son más las y los adolescentes que están expuestos a situaciones de discriminación o maltrato, cyberbullying, situaciones de violencia o pornografía en Internet: en una encuesta realizada a casi 800 jóvenes en 2021, nueve de cada diez afirmó haber sido testigo de un ataque hacia una persona o grupo en redes sociales; el 30% reconoció haber tenido una actitud de odio (al publicar, responder un comentario o difundir una agresión) y el 74% no conoce herramientas para lidiar con estos casos.

Los testigos de acoso, tanto en lo virtual como en lo real, aseguran desde la agencia, muchas veces, no se involucran por miedo o sienten que no involucrarse es lo mejor que pueden hacer en esa situación.

Por eso, para ayudar a lidiar con esa situación, se lanzó la campaña #ElSilencioSeSienteHate, en alianza con TELEFE, que busca frenar los discursos de odio que circulan en el mundo offline y online, y empoderar a las y los testigos de situaciones de odio (hateo) para que se involucren, conozcan los impactos que tienen estas situaciones en la salud mental y cuenten con herramientas para intervenir y generar conciencia sobre el tema entre sus pares.

“Se busca alertar a la sociedad sobre la circulación de los discursos de odio y el impacto que tienen, sobre todo, en las y los adolescentes, especialmente en estas vacaciones de invierno, cuando el tiempo de conexión a las redes puede incrementarse”, dice Natalia Calisti, especialista en Comunicación de UNICEF Argentina.

Una escena de la campaña en la que muestran cómo agreden a una joven y nadie la defiende.

Además, subrayó que “el uso de las tecnologías aporta muchos beneficios, pero también puede generar tensiones”. En ese sentido, explicó: “La adolescencia es una etapa en la que las chicas y los chicos construyen su identidad y autonomía, y estar expuestos a miradas o palabras de discriminación, en el mundo online que habitan, puede impactar negativamente en su autoestima”, subrayó.

“Bastante seguido veo situaciones de odio en las redes. Sea de una foto que subió algún cantante, algún famoso o hasta amigos donde hay comentarios como ‘¿Qué te pusiste?’, sobre su físico o, muchas veces, se viralizan memes que en realidad tienen contenido ofensivo”, describe Camila Debiazzi, una joven de 15 años que participó el año pasado de la campaña #AlHaterNiCabida y que este año se sumó como vocera de UNICEF.

Además, aclaró la también actriz: “Para intervenir en esta situación, lo que hago es denunciar el comentario o en caso de que sea un meme, no seguir difundiéndolo, no likear la publicación y denunciarlo. Yo suelo denunciar bastante y reportar ese tipo de publicaciones porque no están buenas y no es bueno que se sigan viralizando o que se sigan viendo como algo gracioso cuando en realidad no lo es”.

En su caso, también debió lidiar con los haters: “En mis redes sociales hubo dos situaciones muy puntuales: una vez fueron compañeros del colegio, donde había una situación de bullying que me estaba pasando en el colegio; después fueron a las redes sociales. Como soy actriz, subo cosas artísticas, muchas veces recibí comentarios súper negativos, durante los vivos muchas veces entran personas sólo a hatear”, cuenta.

La campaña

Las campañas sobre haters son una suerte de trilogia: #LoSientoHater, interpela a quienes generan discursos de odio. #AlHaterNiCabida, les hablaba a quienes sufren hate, y en esta tercera edición #SeSienteHate el foco está puesto en los testigos.

“Las tres campañas tuvieron muy buena recepción, entre los chicos, las chicas y las personas adultas que empezamos a entender que el acoso en las redes tiene consecuencias en la salud mental de los y las adolescentes”,  cuenta Natalia Calisti.

Estas campañas, dice, “son las que generan preguntas que abren conversaciones que no son fáciles. Abrir la pregunta es un primer paso para saber más sobre las interacciones de los chicos y las chicas en las redes, conocer en cuáles están, con quiénes se vinculan, que información comparten. Que nos cuenten, que nos enseñen, que lo compartan con nosotros. Y, como en la vida offline, el rol de las personas adultas es acompañar, estar disponibles, generar confianza.

El spot principal de la campaña, que ya lleva tres ediciones, recrea una situación de hate en la que el silencio de los testigos afecta a la víctima. Por esto, en la web https://unicef.org/argentina/se-siente-hate hay información para saber cómo actuar ante los discursos de odio online, qué herramientas aportan las redes sociales para poder hacerles frente y cómo pedir ayuda.

La campaña muestra cómo algunos de los factores que pueden afectar la salud mental en las adolescencias están relacionados a la presión social de sus compañeros, la exploración de su identidad, la influencia de los medios de comunicación, la imposición de normas de género, las relaciones con compañeras y compañeros, la violencia sexual y la intimidación y los discursos de odio no son menores: proyectan etiquetas y estigmas que generan sentimientos de soledad, angustia y estrés por largo tiempo y pueden tener consecuencias en las personas.

Esas expresiones tienen como objetivo a determinados grupos sociales y/o demográficos, y generan un clima de intolerancia que promueve la discriminación, la hostilidad y la violencia por ser una forma de violación de los derechos de las infancias y adolescencias. Atentan contra una vida libre de violencia acoso y abuso, al uso de Internet, a relacionarse con pares y al derecho a la información.

Fuente : INFOBAE



COMPARTIR:

Comentarios