Lunes 6 de Febrero de 2023

Hoy es Lunes 6 de Febrero de 2023 y son las 12:15 - Te contamos todo lo que necesitas saber

  • 27.8º

ESPECTÁCULOS

28 de marzo de 2022

"CODA: Señales del corazón" ganó el Oscar como Mejor Película

La producción que relata la vida de una familia de sordos con una hija oyente, dirigida por la realizadora norteamericana Sian Heder, se impuso como Mejor Película de la 94ta. edición de los premios Oscar, además de ganar los otros dos galardones en los que competía.

La emotiva historia de "CODA", la comedia dramática dirigida por Sian Heder sobre una familia de sordos y su hija adolescente, puso término a unos premios Oscar que cumplieron con todas las expectativas de la antesala y que, si bien prometían cambios para dinamizar el evento, finalmente se asimilaron más de lo imaginado a las galas que la Academia acostumbra desplegar en el Dolby Theatre de Los Ángeles.

Con una propuesta asentada en el entretenimiento y breves momentos de acidez a cargo de la conducción de las actrices y comediantes Amy Schumer, Regina Hall y Wanda Sykes, los organizadores de los galardones llevaron a cabo una ceremonia que no resultó tan problemática como se suponía, debido a las modificaciones que signaron las semanas previas a esta cita hollywoodense.

En ese sentido, la transmisión se desarrolló con un ritmo muy diferente a lo que se vio el año pasado, cuando la pandemia de coronavirus obligó a dividir la premiación en cuatro sedes para evitar la aglomeración de invitados e invitadas, algo que se tradujo en una velada desorganizada y algo incoherente que dejó insatisfecho al público.

Aunque para esta ocasión se tomó la muy discutida decisión de entregar ocho categorías antes del inicio de la ceremonia, los clips editados para incluirlos en la emisión finalmente mostraron cuáles eran las candidatas en cada una y sus respectivos discursos de aceptación, lo que finalmente no trajo ninguna diferencia concreta a la extensión pero sí una suerte de marginación de rubros claves para la realización de una película, reemplazados por extensas presentaciones musicales y pasajes de humor.

El espectáculo usual de los Oscar llegó a su cumbre hacia el final del evento, cuando "CODA", que venía de transformarse en una muy posible ganadora de la máxima estatuilla luego de su triunfo en los lauros del Sindicato de Productores de Estados Unidos, le arrebató el podio a "El poder del perro", de Jane Campion, que se perfilaba como la gran favorita.

Aún así, la directora neozelandesa, que ya había sido nominada por la Academia en 1993 por "La lección de piano", logró transformarse en la tercera mujer en recibir este reconocimiento por su trabajo de dirección en el tenso western de Netflix protagonizado por el inglés Benedict Cumberbatch.

Además, Jessica Chastain obtuvo el primer Oscar de su carrera por su papel principal en "Los ojos de Tammy Faye", drama biográfico en el que encarna el ascenso y la caída en desgracia de esa popular presentadora evangelista de la TV estadounidense, mientras que Will Smith hizo lo suyo en la terna masculina por su encarnación del padre de las tenistas Serena y Venus Williams en "Rey Richard: Una familia ganadora".

Durante la ceremonia, Smith estuvo en la boca de todas y todos en las redes sociales cuando mantuvo un incómodo cruce con el comediante Chris Rock que incluyó una cachetada y un insulto por un chiste sobre su esposa, Jada Pinkett Smith.

La imprevista secuencia, que puso una extraña pausa en una gala que se venía desarrollando sin mayores sobresaltos, se desató cuando Rock, que estaba por presentar la terna a Mejor Documental -para "Summer of Soul"-, aprovechó el momento para realizar una broma sobre el aspecto de la actriz, que sufre de alopecia, a la que comparó con la "G.I. Jane" interpretada por Demi Moore en 1997.

En esta entrega también brilló el retorno a pasajes ya conocidos como las presentaciones musicales en vivo de los temas nominados a Mejor Canción, que tuvieron como artistas invitados a Beyoncé, el colombiano Sebastián Yatra y Billie Eilish y su hermano Finneas O'Connell, que resultaron ganadores por "No Time to Die", corte principal de "Sin tiempo para morir", la última cinta de James Bond.

El icónico agente británico fue parte de los homenajes que la Academia llevó a cabo para celebrar la propia industria, con un recordatorio sobre los 60 años del estreno de "El satánico Dr. No" -su primera aparición en pantalla grande-, que luego fue superado en aplausos cuando los legendarios Francis Ford Coppola, Al Pacino y Robert De Niro aparecieron para conmemorar el medio siglo del clásico "El padrino".

En tanto, los rubros técnicos fueron dominados completamente por "Duna", la nueva versión fílmica dirigida por el canadiense Denis Villeneuve ("La llegada") de la popular y aclamada novela homónima de ciencia ficción del escritor Frank Herbert, que también obtuvo el premio a Mejor Banda sonora por la destacadísima labor del compositor alemán Hans Zimmer.

De esa manera, la impresionante producción de Warner, que llegó a la ceremonia como la segunda más nominada de esta ocasión con diez candidaturas, se alzó también en las ternas de Fotografía -para Greig Fraser-, Edición, Diseño de producción, Efectos visuales y Sonido, la mayoría de ellas entregadas antes de la transmisión en vivo.

Uno de los momentos más emotivos de la velada ocurrió cuando el actor sordo Troy Kotsur se alzó con la estatuilla por su papel secundario en "CODA", convirtiéndose en la segunda persona con esa discapacidad en llevarse un Oscar luego de que su compañera de elenco, Marlee Matlin, lo recibiera en 1987 por "Te amaré en silencio".

 



COMPARTIR:

Comentarios