NACIONALES

10 de noviembre de 2017

Cumbre Macri - Gobernadores: Que provincias resultaron más beneficiadas

El encuentro entre el presidente y la casi totalidad de los gobernadores dejó como saldo, antes del cuarto intermedio, que varios mandatarios resultaran más beneficiados que otros. Buenos Aires, La Rioja, Mendoza, San Juan, Tucumán, Jujuy y Tierra del Fuego lograron una ventaja comparativa respecto al resto de las provincias. Cordoba, Santa Fe y Salta quedaron con algunas dudas pero conformes con el cónclave. Las provincias de Santa Cruz, San Luis y Neuquén las grandes ausentes.

La reunión entre el gobierno de Mauricio Macri y la casi totalidad de los gobernadores del país fue más informativa que participativa.

El Presidente y sus principales ministros informaron y explicaron un nuevo esquema fiscal para llegar a un acuerdo y tras, una hora de reunión entre los mandatarios provinciales, se pudo advertir que hubo algunos ganadores y otros que se quedaron con muchas dudas hacia el futuro sobre la capacidad de todos para reducir los impuestos provinciales.

Sólo los gobernadores Alfredo Cornejo (Mendoza), Juan Schiaretti (Córdoba) y Miguel Lifschitz (Santa Fe) expresaron demandas, en un tono más o menos crítico, pero no hubo espacio para la discusión. Se apeló a establecer un cuarto intermedio, para discutir durante una semana la propuesta de "consensos básicos" del Gobierno, y sólo el jueves próximo la Casa Rosada espera firmar el acuerdo fiscal en una nueva reunión.

Entre los vencedores, la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal , puede considerarse privilegiada: recibirá desde 2018 unos 20.000 millones de pesos más por la compensación del Fondo del Conurbano Bonaerense que desaparecerá y ella desistirá de su reclamo ante la Corte Suprema.

Los demás mandatarios pudieron darse por satisfechos de que esos recursos saldrán de la Nación y no de sus provincias. En Buenos Aires advierten que el monto que aspiran compensar es de 65.000 millones de pesos, al que se debería llegar en los años siguientes.

Otros ganadores fueron los gobernadores de Mendoza, San Juan, Salta, La Rioja, Tucumán, Jujuy y de Tierra del Fuego, ya que el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne , les informó que el proyecto de reforma tributaria será modificado en los puntos que refieren a los impuestos internos que afectan al vino, el azúcar y la electrónica. El nuevo proyecto de ley se enviará el lunes al Congreso para su tratamiento, con la venia de los mandatarios.

Las mayores dudas se las llevó el santafecino Lifschitz, aunque se mostró abierto al diálogo al igual que sus pares de Córdoba y Salta. 

"Nos piden que bajemos ingresos brutos gradualmente pero ya los bajamos y son el 70% de nuestra recaudación. Santa Fe no tiene déficit, no es deudora de la Nación sino acreedora por 51.000 millones de pesos que le reconoció la Corte Suprema por el 15% de coparticipación que retenía la Anses" dijeron fuentes allegadas a Lifschitz, que no salió conforme con la reunión pero dijo que "esto es el comienzo de una negociación".

Según los voceros del Gobierno, de Córdoba y de Salta, el clima fue "muy bueno y ameno". Schiaretti, en quien se referencian buena parte de los gobernadores, celebró el tono conciliador del ministro del Interior, Rogelio Frigerio , y del secretario de Provincias, Alejandro Caldarelli.

Sin embargo, también expresó, al igual que todos, su preocupación por la forma en que se podría reducir el impuesto a los ingresos brutos y a los sellos. Dujovne aseguró que con la reducción de gastos por la ley de responsabilidad fiscal y el aumento de coparticipación del 15% que la Nación le devolvió a las provincias y antes retenía la Anses, más el crecimiento de la economía, se podrán bajar impuestos provinciales. 

Las provincias dejarán de recibir el 30% del impuesto al cheque pero a cambio recibirán la totalidad del impuesto a las ganancias, que antes iba a parar en un 20% a la Anses y no iba a sus arcas.

Por su parte, el salteño Juan Manuel Urtubey dijo que "ha sido muy buena reunión y el Presidente ha planteado la predisposición del gobierno nacional frente a algunos planteos que habíamos hecho las provincias productoras particularmente en el caso del vino, del bioetanol y en el caso de impuestos a electrónica en Tierra del Fuego".

"Estamos hablando de resolver el problema del conurbano bonaerense y bajar la presión tributaria de las provincias, que hoy tienen impuestos distorsivos y que con este acuerdo entre Nación y las provincias, las provincias vamos a bajar", añadió.

 

Fuente: La Nación

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios