Lo hizo a través de un Decreto firmado por el gobernador Casas que será tratado el jueves de la próxima semana en la Legislatura provincial. Además los ministros Saúl y Velardez se reunieron con los trabajadores y analizan soluciones a la problemática del transporte no solo en la capital sino también en la provincia.

Los ministros de Gobierno Claudio Saúl y de Infraestructura Juan Velardez se reunieron con representantes del gremio Unión Tranviarios Automotor (UTA) de La Rioja y Catamarca, para analizar la situación de crisis que atraviesa el transporte público de pasajeros en esta capital. 

La Provincia expuso que se analizan distintas alternativas para dar solución tanto a los riojanos que usan el servicio como a los trabajadores de la empresa que se encuentran en una situación de zozobra. Los principales ejes que se plantea la Provincia, por expresas instrucciones del gobernador Sergio Casas, son garantizar la estabilidad laboral y el servicio urbano.

Además, el ministro de Gobierno descartó de plano la posibilidad de crear una SAPEM de transporte público de pasajeros como de manera malintencionada se buscó instalar desde el ámbito del Ejecutivo Municipal.

Por su parte, el presidente del bloque justicialista Marcelo Del Moral celebró la decisión del gobernador de ponerse al frente de la difícil situación por la que atraviesan miles de usuarios del transporte urbano en la capital.

En ese sentido, el legislador dijo que "hace bastante tiempo la Municipalidad no tiene una relación con la empresa a cargo del transporte. De los Munibus que eran 25 hoy funcionan seis, por eso el gobernador encomendó a sus ministros a velar por los ciudadanos y la provincia se hace cargo con ésta medida”.  

Con el Decreto firmado por el gobernador, se intenta solucionar el grave déficit que tiene el transporte público de pasajeros en general y el del municipio de la Capital en particular.

Compartir

Comentarios