El encuentro tuvo lugar en la casa de la secretaria General Iberoamericana, Rebeca Grynspan. Allí el candidato del Frente de Todos pudo dialogar con ambas figuras influyentes de la diplomacia internacional sobre temas de actualidad, como el futuro del acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea.

El candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, cenó en Madrid con el ministro de Asuntos Exteriores español y futuro jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, en el marco de una visita a España que se convirtió en una oportunidad para entablar contactos políticos de alto nivel, de cara a un eventual triunfo electoral el próximo 27 de octubre.

Fernández tiene una mirada crítica sobre el tratado de libre comercio, de ahí que la posibilidad de que gane la presidencia en octubre hizo sonar algunas alarmas entre los socios del bloque europeo. España, tanto durante el gobierno del conservador Mariano Rajoy, como del socialista Pedro Sánchez, ha jugado un papel clave para impulsar el acuerdo alcanzado a finales de junio, que el presidente Mauricio Macri celebró como un logro de su gestión.

Sin embargo, Fernández transmitió tranquilidad a Borrell, quien próximamente dejará su cargo en España para convertirse en el Alto Representante de la Política Exterior y Seguridad Común de la Unión Europea.

El aspirante opositor dejó claro que pretende reforzar la relación con España y la UE, siempre desde una perspectiva amplia y en la búsqueda de un "equilibrio", especialmente en lo que respecta a los intercambios comerciales entre ambos bloques.

El candidato del Frente de Todos había cuestionado el acuerdo entre el Mercosur y la UE, alcanzado luego de 20 años de negociaciones, e incluso advirtió que de llegar a la presidencia revisaría lo pactado por Macri. No obstante, su victoria en las PASO por 15 puntos de diferencia sobre el presidente Mauricio Macri lo llevó a moderar su posición.

A Borrell le transmitió que sus críticas no implican que vaya a bloquear el tratado, sino que pretende garantizar a los argentinos que el acuerdo es "equitativo", dijeron fuentes conocedoras del encuentro.

La reunión sirvió también para repasar la crisis de Venezuela, en la que el gobierno de España intenta jugar un papel de facilitador de un acuerdo que permita una salida "dialogada" al conflicto entre la oposición y el régimen de Nicolás Maduro.

Compartir

Notas Relacionadas

Comentarios