El Gobierno de la Provincia, a través de la Secretaría de Tierras y Hábitat Social, en el marco de la Ley 8. 244 de Saneamiento de Títulos y Regularización Dominial, entregó 165 escrituras a familias del barrio El Sembrador.

Con la presencia de la secretaria de Tierras, Irene Zarate Rivadera; y una cantidad importante de vecinos, el acto tuvo lugar este miércoles por la tarde en la puerta del Centro Vecinal del barrio El Sembrador.

También estuvieron presentes el diputado provincial, Ricardo Quintela; los secretarios de Relaciones Institucionales y Políticas Regionales Ariel Puy Soria; y de Ambiente, Santiago Azulay; el subsecretario de Juventud, Juan Sánchez; la concejal, Alcira Brizuela; y la presidenta del Centro Vecinal, Celeste Caliva.

En la ocasión, la secretaria de Tierras, Irene Zarate Rivadera, manifestó su satisfacción de poder concretar esta histórica entrega de escrituras. "Es un día de inmensa alegría, después del trabajo que se realizó para que hoy puedan recibir sus escrituras", expresó. 

En ese sentido, destacó el trabajo del Gobierno de la Provincia en seguir implementado este tipo de políticas públicas de regularización dominial. “Esto no es otra cosa que reconocer a los poseedores como verdaderos propietarios, dándoles la tranquilidad de que el lugar donde habitan es suyo”, aseveró.

Asimismo agradeció al gobernador Sergio Casas, “quien nos autorizó que pueda recibir las escrituras sin cargo alguno". Además, agradeció a los vecinos y a las autoridades del Centro Vecinal por su colaboración para poder completar los trámites correspondientes para hacer realidad esta entrega.

En este sentido el diputado provincial Ricardo Quintela dijo que “este es un hecho histórico", y aseguró que “no hay nada más importante para un gobernante y para un gobierno, que entregar un título de propiedad”.

Luego agradeció también a las comisiones vecinales antecesoras, porque desde que comenzó el barrio fue una lucha constante que hoy culmina con la entrega de escrituras.

Recordó que la zona era un descampado, y que un grupo de ciudadanos audaces comenzaron a limpiar este campo, donde se les pidió en su momento que se organicen y respetaran la urbanización, y así se fue construyendo el barrio con el esfuerzo de cada uno de los vecinos, y un Gobierno Provincial que acompañó a través de diversos sistemas colaborando con materiales, con erradicación de ranchos, y hoy concluye con la entrega de escrituras.

Finalmente la presidenta del Centro Vecinal, Celeste Caliva, visiblemente emocionada dijo: “Esto es un sueño, y hoy justamente 7 de agosto un día soleado, después de 20 años estoy feliz”.

Compartir

Comentarios